Keeping up with the jones

Keeping up with the jones es un termino gringo que tiene que ver con comparar nuestro pasto con el pasto del vecino. Es aquella ansiedad de que , aquellos que consideramos de nuestra misma clase social vean que estamos a su altura aunque esto lleve consigo sacrificios personales inverosímiles. En nuestra sociedad como en muchas otras somos muy dados a guardar las apariencias con tal de que no parezcamos muertos de hambre, sin embargo, la apariencia no siempre trae la felicidad, de hecho muy rara vez lleva consigo algún tipo de satisfacción real, ya que siempre existe la angustia de que cuando creíamos haberle ganado al vecino entonces el nos adelanta una nariz, con un auto más nuevo, una cirugía estética nueva o un hijo en Europa ¿Se te hace conocida esta sensación? Aquí te dejo algunos puntos para reflexionar si te encuentras atrapado en esta espiral de competencia.

Ponlo en perspectiva. ¿Cuantas veces piensas con satisfacción en aquella cosa tan cara que adquirió tu papá o tu abuelo?, ahora que han pasado 50 años tal vez ¿Recuerdas la marca de crema o lápiz labial que usaba tu abuela? , de la misma manera, esa crema facial de moda que estas adquiriendo a pagos con la tarjeta de crédito porque cuesta la mitad de tu sueldo no significara nada en 10 años ni siquiera en seis meses, esa mochila tan cara que compraste para tu hijo en este regreso a clases, nadie la recordará al cabo de dos años. Detente un poco antes de dejarte ganar por la ansiedad de pertenecer al grupo ¿Lo que vas a hacer realmente tiene algún significado para ti? si crees que al cabo del tiempo tendrá una feliz trascendencia en tu vida hazlo, si no déjalo pasar.

-Relájate. Conecta con lo esencial, medita, acude a un curso de espiritualidad, no permitas que tu vida y la de tus seres queridos se convierta en una loca y eterna carrera por lograr tener , por llegar a pertenecer, por demostrar lo cool que eres. A quien vale la pena demostrarle algo es a ti mismo y a los que amas y lo que debes demostrar es amor y pasión por lo que haces.

Valórate. Si crees que tus amigos o conocidos te verán mal si no usas determinada marca de ropa, si no acudes a determinados lugares o si no llevas a tus hijos a determinadas escuelas RRiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiinnnnnnnnnnnnnnnnnngggggggg ¡¡Despierta!! esos NO son tus amigos. La gente que valora realmente quien eres ni siquiera notara lo que anteriormente mencione y se dedicará solamente a disfrutar de tu compañía.

Recuerda que la vida es corta. Demasiado corta para vivirla corriendo tras cosas que realmente no te llenan, no te hacen feliz y si te llevan a gastar mucho dinero y a angustiarte cómo loco cada vez que llegan las cuentas. Hay una frase en internet que dice que nos la pasamos trabajando para adquirir cosas para impresionar a gente que ni siquiera le interesa ¡Es cierto! creemos que si adquirimos tal o cuál cosa seremos mejores, más bellos y sobre todo más amados, no te dejes engañar todo esto se obtiene con lo que es gratis: siendo amable, honesto y positivo.

Comence este blog hablando sobre la importancia de nuestro pequeño reino que es nuestra casa, ahora me doy cuenta de que la felicidad también puede partir de ahí, de que abramos los ojos y veamos que es lo esencial en nuestra vida y podamos dirigirnos a un lugar más feliz y con mucho menos deudas.

consumismo-exagerado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s