Con tus hijos ¿Determinas o borregueas?

borrego

El Dr Benjamin Spock era, hace algunos ayeres, una referencia de educación infantil  para millones de padres, en su mayoría norteamericanos . Básicamente establecía que se debería dar mayor permisividad a los niños liberándolos de reglas y de hecho, se le considera el causante de las ideas de anarquía que millones de jóvenes ,criados bajo su ideología ,adoptaron en los 60. Todo parecía perfecto hasta que, con el paso del tiempo y viendo los resultados de la clase de trato que el postulaba muchas personas llegaron a reclamarle de sus “horribles libros”.

¿Quien tenía la razón? hasta ahora no lo sabemos, pero en esta historia podemos constatar un fenómeno muy común en el mundo de los que somos padres: el impulso de seguir a la masa con la sensación de que así estaremos garantizando que hacemos lo correcto o cómo decimos en México: la borregada (para amigos de otros países simplemente tengan en mente como se conforma un rebaño de estos animalitos y entenderán la expresión).

¿Que todas las mamás tienen ya una SUV aunque sólo tengan un diminuto bebe? pues hay que comprarla aunque comprometamos el sueldo y paradojicamente el bienestar familiar por varios años ¿Que a todos los niños se les esta enseñando a leer en cuanto empiezan a hablar? pues hay que hacerlo sin saber muy bien para que. Que si se pone de moda tal vacuna, tal juego o tal vitamina, es que el nene lo tiene que tener, si no van a decir que no tengo para darle lo que merece. Y ahí sin saber muy bien cómo caemos en el juego de seguir a la mayoría, lo cuál esta muy bien si es lo que realmente queremos pero ¿Alguna vez nos lo hemos preguntado? Digo ¿Sabes que quieres para tus hijos o simplemente sigues a la masa?

El problema de hacer lo que todo mundo hace es que pueden dar resultados que nunca quisimos. Pa´pronto es como si en lugar de que tu eduques a tu hijo le confieres ese privilegio a unos cuantos miles de desconocidos para que lleven la batuta.

Antes de que caigamos en fuertes dudas existenciales, aquí te dejo algunas ideas para plantearte la formación de tus hijos:

1.- Imagina a tus hijos de adultos, piensa en ellos como personas a las que te gustaría tratar, que digo tratar, personas que te gustaría tener siempre en tu vida ¿Que características tienen? ¿Tienen buenos modales? ¿Son audaces, confiables,con sensibilidad artística? Platicalo con tu pareja y escribanlo en un papel.

2.- Piensa en un plan para que logres que tus hijos tengan esas características , ten en cuenta que no se van a dar solitas; hasta las plantas necesitan agua. Por ejemplo si quieres que sean responsables de sus actos, no lo consecuentes si acaba de insultar a la maestra.

3.- Acéptalo tal como es. Ni más ni menos. Si tu lo aceptas con sus errores, sabrá que no pasa nada si fracasa y lo intenta de nuevo, es decir lo que hacen los verdaderos campeones. Por ejemplo, evita decirle que es la niña más inteligente del salón, si tu sabes que en historia no da una, tampoco es insultarla pero si hacerle saber que hay áreas en las que puede mejorar.

4.- Relajate; y aqui viene la parte slow: reconoce que nunca podrás ser el padre perfecto pero sí el mejor padre que puedas ser, aprende a disfrutar de su compañia, piensa que en pocos años ya no estarán pues habrán buscado otros horizontes. Simplifica tu vida, no te llenes ni los llenes de compromisos, no tienes que ser super sólo tienes que estar con ellos de corazón

Como puedes ver es bien simple bajarle a la presión de estar al mismo nivel de los demás en cuanto a los logros de tus hijos. Recuerda que, a fin de cuentas, las consecuencias de cómo los eduques las sufrirás o disfrutarás tu y nadie más. Comenten que les parece y ¡Feliz slow!

Anuncios

Vida slow y una salsa para carne diferente

salsa dijon

Puntas de lomo a la dijon

Hace poco estaba recordando que desde mi adolescencia comencé a encontrarme con personas que solían acusarme de “lenta”, nunca en el sentido de que me faltara inteligencia pero si en el sentido de que siempre parezco no tener prisa, ni acostumbro correr por los pasillos para dar la sensación de dinamismo, aun  así termino mis tareas a tiempo y con eficiencia. Cuando hace poco me entere que había todo un movimiento para bajarle la velocidad a todo, pensé que yo era activista desde hace años, pues nunca he encontrado sentido a apresurar las cosas.

De hecho, con el paso del tiempo, caigo más en la cuenta que hay que saborearlo todo mientras se pueda.Estar conscientes y disfrutar lo que hay, sin lamentarse por el pasado y sin esperar con ansia el futuro. Creo que perdemos muchas tardes deliciosas y muchas mañanas fantásticas, acelerando hasta el paroxismo mientras tratamos de demostrar  que el famoso héroe Flash nos queda muy corto(Flash es ese que vestido de rojo podía alcanzar velocidades inauditas) y que podemos hacer 5000 cosas en un sólo día.

Justamente esto pensaba cuando mi esposo decidió que a mitad de semana íbamos a tener una comida romántica con vino y todo.¿Como fue? Bien sencillo, tenía unas puntas de lomo de cerdo que había comprado en el super y al preguntarnos como podíamos variar la típica salsa picante que tanto usamos en México podíamos probar otra y así nos decidimos por una salsa dijon, que si la quieren hacer va más o menos así:

– Comprar una cebolla, mostaza dijon,una lata de leche condensada, una cucharada de mantequilla, aceite de oliva, una cucharadita de harina y vino blanco.

– Se corta la cebolla muy fina y se sofríe con el aceite de oliva, la mantequilla  y la harina hasta que queda doradita, se agrega la leche, media taza de vino blanco,la cucharada de harina y se sazona. ¡Listo!

Y como la salsa lleva vino y nos quedo gran parte de la botella, decidimos que era una buena ocasión para tener un evento especial, así a mitad de semana y sin planearlo. ¿El resultado? muchas risas, una conversación muy relajante y al terminar un montón de energía para seguir con la rutina de la semana.

Así que, creo que no necesitas tener muchísimo dinero o muchísimo tiempo para volverte slow, sólo un poco de ganas de estar presente, de estar ahí donde estas y disfrutar. Y ahora ¿Sigues teniendo prisa?

Ver lo bueno de lo malo y una taza de chocolate

Con la novedad de que llevamos varios días con el auto descompuesto, que para mi realmente ha sido un inconveniente pues tengo que levantarme mucho mas temprano para tomar un autobús que me lleve a tiempo a mi trabajo. Durante la semana he renegado innumerables veces del mecánico, del coche, de la ciudad y de todo; suspirando hasta el infinito en poder vivir en una de esas ciudades en donde puedes ir de bici a todos lados tal como lo hace el personaje principal de mi actual serie favorita: Father Brown; sueño guajiro en esta, mi ciudad y más con una niña pequeña. Para los amigos fuera de America Latina debo informarles que por estos lares resulta no menos que una travesía digna de Indiana Jones, un viaje en transporte público

Este fin de semana me sentía aún más molesta debido a que nos debíamos contentar con pasear cerca de la casa, sin poder ir a muchos pendientes que teníamos en lugares que están demasiado lejos para ir caminando y demasiado tiempo para ir en autobús, que, donde vivo, para llevar a una nena pequeña no son la mejor opción, ya que si de por si una va arriesgando la vida por la forma de manejar de los chóferes, no tiene ningún sentido cargar a una pequeñita para arriesgarla también. En fin , que dado que no podíamos salir mucho pues decidimos quedarnos en casa para ver películas y jugar con nuestra nena y nuestra hermosa cachorrita basset hound Brioche y ahi, de pronto se hizó la luz, me di cuenta que en realidad toda la energía que estaba ocupando bien la podría utilizar para hacerme cargo de algunas tareas que he dejado pendientes en casa, así que de la molestia de tener el coche descompuesto pase a la alegría de tener una oportunidad de pasar tiempo entre nosotros como familia.

¿Suena demasiado burgués y trillado? tal vez, pero me sirvió para reflexionar lo fácil que es ver todo de color negro y saber encontrar lo mejor entre lo malo que sucede. Desde perder el autobús cuando ya hay que llegar al trabajo hasta la perdida de algo o de alguien. Somos, sin duda, nuestra actitud.

Mañana. parece que estará ya listo nuestro auto, pero he aprendido a tomarme las cosas con un poco más de calma y optimismo.

¡Ah! y si les dan ganas de una tarde de películas en casa así como la nuestra les dejo una mini-receta de chocolate con especias para el frio: Pones un litro de leche, una tableta de chocolate. Una vez deshecha la tableta pones una cucharadita de azúcar, una rama de canela y dos clavos de olor. Sale riquísimo, seguro que te piden más.

chocolatecaliente

T

La razón de mi blog

Tengo cinco años de casada con un hombre a quien puedo llamar el amor de mi vida, nos casamos a una edad más madura, de lo que generalmente la gente en mi país se casa, tal vez por esa razón ya teníamos muy bien planteados nuestros objetivos como pareja, aún así el camino no siempre fue fácil, tuvo y aún tiene muchos obstáculos y retos que superar, los cuales se han visto aumentados con la llegada de nuestra pequeña bebe Luz hace un año cuatro meses.

Cuando me case no tenía muy claro de que se trataba, eso sí observaba a mi alrededor como las personas que iban entrando dentro de la situación del matrimonio parecían seguir una serie de “objetivos” socialmente aceptados: comprarse una cafetera de expresso, tener bebes con nombres a la moda, comprar una “mamioneta” es decir una camioneta suv donde la orgullosa mamá pudiera pasar a sus retoños y ver los domingos fútbol o asistir al club. Me preguntaba si eso era todo y un día decidí que no. Y sucedió después de una época de pasar por serios problemas financieros que decidí que no todo tendría que estar basado en la imagen que damos al exterior, si aunque suene a comercial de profeco, sino en lo que nos dábamos uno al otro en nuestro interior.

Para iniciar este nuevo enfoque decidí que necesitaba aprendizajes previos, entonces comencé a recordar las cosas que hacían que de niña llamará a mi casa, hogar y que hicieron de mi niñez una etapa feliz, eran cosas sencillas que, sin embargo para mi lo eran todo y que representaban la felicidad: el cuidado que ponía mi abuelita al preparar nuestra comida, el amor que ponía mi mamá en hacer un sueter y la forma en que mi papá nos contaba anécdotas o cuentos. Decidí que eso fue tan bueno para mi que también podría hacer de nuestra casa un hogar, de manera más profunda que lo que podría hacer el tener una camioneta suv.

He encontrado tantas cosas nuevas y estimulantes en este camino de simplificar nuestro hogar para hacerlo más acogedor que decidí compartirlo en este blog, y he decidido que a partir de ahora lo hare más personal, compartiendo de mi día a día de la manera en que estoy simplificando mis finanzas, mis objetivos y en general nuestra vida como familia, con una visión más slow de todo, es decir de buscar más las satisfacciones duraderas que la gratificación instantanea. En este nuevo enfoque entran las comidas hechas en casa dejando a un lado las comidas congeladas, platicar entre nosotros para hacer lazos profundos en lugar de agendarnos mil actividades, tener un coche usado para no ahogarnos en deudas y dejar atras la voraginé consumista para vivir una vida libre de deudas en la que realmente podemos decidir en que podemos gastar nuestro dinero.

Sí ya me seguias te doy la bienvenida de nuevo y te invito a que hagamos de este espacio un foro abierto en el que compartamos ideas , no se aun muy bien como acabar mis posts pero te deseo ¡¡Feliz y lentamente disfrutable día!