De como el consumismo puede estarte dejando sin neuronas.

¡¡¡¡¡¡Aaaaaaaaaaaah!!!!!!!!!!! Si yo fuera rico, sha lalala/ todo el día para descansar/sin tener que trabajar/Sin preocupaciones/

Así va la canción en español del famosos musical “El violinista en el tejado” y creo que es algo en lo que muchos de nosotros hemos soñado: tener todo el dinero del mundo, grandes mansiones, viajes por el mundo, ropa de marcas muy caras, champagne de primera y gastar y gastar sin pensar. Los medios de comunicación, la presión social por no ser menos que el vecino ponen también su parte en que pasemos gran parte de nuestra vida pensando en que podemos comprar para ser dignos de ser admirados.

Sin embargo un investigador del Know College llamado Tim Kasser nos dice que aunque comprar sin parar se ha convertido en una conducta socialmente deseable puede que no sirva para volvernos tan especiales como nosotros creemos sino que más bien parece que nos esta volviendo menos inteligentes y por añadidura llevándonos al barranco financiero.

No amigos, las cosas por si mismas no son malas, es el hecho de priorizar el poseer cosas sobre otras areas de nuestra vida lo que nos esta haciendo daño ¿Y que es lo que nos puede suceder? Aquí una lista nada agradable.

1.- El consumismo acaba con tu bienestar, tanto financiera como emocionalmente pues te lleva a una conducta menos constructiva y además en esa carrera imparable por pertenecer se van acabando cualquier fortuna, sin importar el número de ceros que tengan tus cheques.

2.- El consumismo tapa tus necesidades reales. ¿Cuantas veces hemos oido decir a alguien que necessssita esos zapatos? puede que te sientas muy Carrie Bradshaw al decir esto pero tristemente puede que también esta frase pueda estar cubriendo otra necesidad de la que no te atreves a hablar¿Como cual? de afecto, de curación, etc.

3.-El consumismo te hace mala persona. Digo si no lo eras, el estar obsesionado con tener más te lleva a conductas manipuladoras, egoístas y competitivas, además de que entre más materialista es una persona, es más probable que tenga conductas autodestructivas como el hacer dietas extremas o fumar en exceso.

¿Que tal? Entonces es paseo al centro comercial ya no parece tan inocente. Mi conclusión personal es que aunque es bueno tener ropa y accesorios que nos gusten, el exceso nos puede llevar a olvidar disfrutar de nuestra vida.bolsas-de-compras-11

Cómo simplificar tu vida en 30 minutos.

Nuevo año y nuevos propósitos. Seguro que el de muchos es el de deshacernos de todo el caos que rodea nuestra rutina diaria y que tanto stress le da a nuestros días. Personalmente llevo un año muy intenso luchando por simplificar mis finanzas, mi hogar y mi trabajo, de tal manera que pueda ser más productiva y sobre todo, tener la capacidad de vivir una vida más enriquecedora y con cero stress ¿ Sueño imposible? no lo creo. Estoy bien convencida de que las barreras nos las ponemos nosotros mismos y muchas veces nos escondemos bajo un montón de excusas sin llegar a la acción.
Así que no te creas tener un hogar hermoso y confortable, disfrutar tu faceta de mamá o papá y pareja además de desarrollarte es posible sin bebidas energeticas y sin stress. Aquí algunas ideas de cómo simplificar tu vida en 30 minutos (si, tan sólo 30 al día)que si las pones en práctica creo que pueden servir para cambiar por completo tu actitud y pueden ser la puerta a cambios más profundos que puedes haber estado postergando:
5 minutos para:
SIMPLIFICAR TU ATUENDO
No, no se trata de que te pongas lo primero que te encuentres en el closet, sino que te tomes 5 minutos cada noche para componer un atuendo elegante y sencillo, por favor dejemos esas blusas que necesitan la ayuda de alguien para abrocharse para las fiestas o las noches sensuales, lo mismo aplica para accesorios recargados y peinados super complicados. Menos siempre es más. ¿Te quieres ver elegante? simplifica y refina.
Otros 5 para:
SIMPLIFICAR LA SALIDA DE TU CASA
¿Siempre pierdes las %&$# del coche en el momento preciso en que tienes que salir por la mañana? Hazte un enorme favor a ti mism@ y guardalas de antemano en un bolsillo de tu saco o bolsa de mano o de plano pon una cestita en la entrada para aventarlas ahi. Los hábitos se forman después de repetirlos, verás que luego harás esto inconscientemente, igual para las mochilas de tus hijos, el portafolios, etc. Te sorprenderá como cambia tu día cuando puedes salir tranquilamente de tu casa.
Otros 5 para:
SIMPLIFICAR LA LIMPIEZA
Simplemente reduce el número de cosas inutiles en tu hogar, lease inutil es todo aquello que no usamos, ejemplo: todos esos adornos que alguien te regalo pero de los que ni te acuerdas, las 20 ollas que nunca usas, ese monton de papeles que te niegas a tirar. Si tenemos sólo las cosas que realmente usamos y algunas que verdaderamente apreciemos y embellezcan, la limpieza no te puede llevar mucho.
Otros 5 para
DARLE UN VISTAZO A TUS CORREOS Y A TU CUENTA DE FACEBOOK, TWITTER, ETC
Si, es un buen pretexto para perder tiempo, pero de repente también con ello nos perdemos de cosas valiosas en nuestra vida. Dale un vistazo a tus correos y borra todo lo que no sea importante, observa si alguno requiere respuesta inmediata y contesta. Igualmente para tus cuentas de redes sociales, si hay un articulo que te interesa te sugiero que uses pocket ahi podras guardarlo y leerlo cuantas veces quiera.
5 más para:
REVISAR LOS PENDIENTES PARA EL DÍA SIGUIENTE
Llamese tareas de tus hijos, documentos y pagos pendientes. Por favor no seas de aquellos que llegan patinando a la papelería antes de llevar a tus hijos a la escuela o que llega el último día de pago de x a enfrentarse a enormes filas. te mereces hacerte la vida más amable y anticiparte aunque sea con un día.
Y por último 5 minutos más para:
REFLEXIONAR
¿Que con que se come eso? bueno en estos días es muy facil olvidar que como seres humanos no sólo vivimos de comida sino de todo lo que alimenta nuestro interior. Dedica 5 minutos a hacer resoluciones honestas, se trata de pensar en que partes necesitas avanzar y trazarte pequeños planes para hacerlo: hacer ese viaje, visitar al amigo, aprender piano; que también te sirva ese momento para ver en que has fallado, ojo, esto debería ser a diario no sólo en navidad. Aceptalo no siempre tienen la culpa los demás, si te avientas a aceptar en que estas fallando tu eres el más beneficiado porque te permitirá crecer y ser mejor persona, es decir dejar de estancarte.
Pues así sumamos 30 minutos, sólo 30 que pueden darle el gran giro que quieres a tu vida ¿Te animas a ponerlos en práctica?

A miniature model of an Ikea designed couch created by Annina Gunther, a mini-modernist, for her mini-modern "Brighton shared house."

¿Que vas a regalar esta navidad?

Cuando era niña, la navidad era una fecha para reunirse con la familia, no había ventas especiales ni nada por el estilo, a mi generación le empezó a tocar aquella novedad de que santa Claus también traía juguetes y a algunos nos tocaba regalo después de la cena de navidad. Generalmente, solo se nos permitía pedir un sólo juguete, bajo el argumento de que había que repartir entre muchos niños en todo el mundo.
No soy en absoluto partidaria de decir que todo tiempo pasado fue mejor, pero de lo que va de octubre para aca, he contado mínimo 6 ventas nocturnas en tiendas departamentales que no ofrecen gran descuento pero si que podamos pagar las compras a meses sin intereses, con lo que pareciera que- a diferencia de tiempos pasados -las fiestas decembrinas se han convertido más en una especie de competencia de quien puede comprar más, en vez de un tiempo de reflexión y descanso. Ya no hay tiempo para lucirse con la cena o para cantar villancicos, pues hay que hacer largas colas para comprar el gadget de moda; los amigos y las risas de las tradicionales posadas se ven rebasados por una noche en un bar o una sala con una pantalla nueva.
Los niños ya no se conforman con un sólo juguete, ahora procuramos que nuestros vástagos tengan todo “porque para eso trabajo” no importa que esos juguetes sólo sirvan para establecer la superioridad económica de los padres y que no sean realmente divertidos para ellos ( sinceramente ¿Piensan que un coche eléctrico guiado por el propio papá sea lo más divertido del mundo?, digo, el niño podría ir dormido ahí dentro y sería lo mismo)
¿A que voy? A que es muy bueno tener cosas bellas y tener oportunidad de vivir bien pero que no debemos dejar que eso sustituya la oportunidad de reflexionar y de encontrarnos con nuestros seres queridos que nos dan estas fechas, tampoco debemos dejar que la publicidad y nuestra propia hambre de reconocimiento le roben la infancia a nuestros niños, por eso ¿Que vas a regalar esta navidad?¿Que te vas a regalar esta navidad? Te sugiero y aunque suene cursí que regales un millón de abrazos y una tonelada de “te amo” a los que están más cerca de tu corazón, una carretada de sonrisas a los desconocidos o a los vecinos y a los niños, en lugar de ese juguete tan costoso que planeas comprarle regalale tu tiempo y juega con ellos , a que tu eres el avión y el , el pasajero, al gran safari, a los astronautas en una caja de cartón y a ti, más que unos zapatos caros que crees que te mereces, regalate tranquilidad financiera que te mereces más, regalate el rodearte de los que más quieres, regalate un paseo al aire libre o una taza de té mirando a la ventana. Y si te preguntan que quien querría regalos así, puedes responder que son sólo privilegio de aquellos que saben disfrutar de verdad de estas fechas.
Regalos-de-Navidad

Días para recordar.

Mañana en México se festeja una fecha muy especial: el día de muertos o de los fieles difuntos, para mí mi favorita. Hoy me pongo a reflexionar sobre mi predilección por este día y he llegado a la conclusión de que además de su colorido, me lleva a recuerdos de unidad familiar en mi niñez. Recuerdo yendo de la mano de mi papá a comprar con mucha ilusión las calaveritas de azúcar que llevarían los nombres de nuestros seres queridos ya difuntos, a mi abuelita preparando todos los platillos favoritos de los que ya habían partido, para que nadie se quedara sin “comer” y sobre todo recuerdo las risas y la alegría al colocar entre todos el altar de muertos, que aunque era una mesa pequeñita, para mi era la mejor del mundo.
¿A que voy con esto? bueno, además de que las fechas traen nostalgia me he puesto a pensar que en este camino hacia una vida plena, minimalista y centrada en las experiencias de pronto veo lo importante que es crear recuerdos con rituales en familia. En mi caso, toda mi familia se involucraba para este ritual que era el día de muertos y siempre fue motivo de convivencia. Hoy vemos las fechas especiales sobre todo como motivo para consumir cosas y tal vez, debamos regresar a aquella sensación de hacer cosas juntos en familia para conocernos, convivir y transmitir aquellas historias que cada uno de nosotros atesoramos en nuestro corazón.
Así que en estas fechas te invito a retomar tradiciones ya olvidadas, no tanto por romanticismo sino con la conciencia de que todas las familias necesitamos fechas para estar juntos, para conectarnos, para sonreír, ya que son estas cosas las que precisamente nos distinguen como seres humanos. No importa la celebración que más te guste solo que lo hagas con verdadero sentido, incluso puede ser una celebración personal, cómo el día que adoptaste a tu hijo o el comienzo del otoño ¡Hazlo especial! y ¡Felices fiestas!
paraguardar0562

¿Cuantas son demasiadas actividades extra para nuestro hijo?

Este es un mundo caótico, no hay duda alguna de ello. Aquellos que tenemos hijos, sabemos que tratamos por todos los medios de disminuir este caos para ellos, generalmente, haciendo todo lo contrario que hicieron nuestros padres con nosotros, que si fueron muy estrictos nos volvemos “barcos” (light) que si no nos compraban nada, anda a comprar toda la jugueteria para Junior, que si trabajaban demasiado, nos volvemos un stay-at-home mom o dad, y últimamente nos ha dado por estimular a nuestros peques a todo lo que da, nos sentimos en un mundo lleno de información y de retos y, de repente, a nosotros también padres, al fin vulnerables y frágiles, nos da por agarrar todas las opciones como si nos encontráramos en drugstore gringa. Así sin darnos cuenta y bien suavecito nos convertimos de repente en un papá o mamá helicóptero y a nuestro hijo en el mil usos de la era moderna.
Si, ya sabes a que me refiero nos convertimos en uno más de ese ejercito, con una camioneta que se pasa la tarde yendo a dejar a nuestros vástagos primero a clase de natación porque nos dijeron que es muy bueno para la salud y no se vaya a hacer enfermizo, luego a tae-kwon-do que se sepa defender con eso de que hay tanto ratero, también de ingles, chino mandarín y árabe según ande la bolsa para ver con que país nos conviene relacionarnos, y digo ya que estamos en eso nos recomendaron también el piano y la guitarra para hacerlo sensible y como todos sus amiguitos están en robotica, ni modo que el no. Así se nos pasa la tarde y nos encontramos por fin encasa, todos exhaustos, confundidos y con una vaga idea de que eso se transformará algún día en un futuro brillante.
No, no me malinterpretes no es que no este de acuerdo en que tengamos nuevos horizontes, pero para todo hay un justo medio. La verdad es que pienso que hemos confundido calidad con cantidad, hemos llegado al punto de comparar a nuestros hijos con albumes de estampas y parece competencia para tenerlas todas ¿Te identificas con esta idea?. Aquí algunos consejos ara evitar caer en la locura y agregar calidad y amoooor a la relación con tus niños:

1.- Respira profundo, maaaas profundo y reflexiona ¿De verdad tu nena de 5 años necesita aprender a leer en ingles antes que entre a la primaria?Es cierto que en los primeros años de vida se aprende más pero esto no aplica cuando sobresaturamos. Recuerda: ingles, deportes, etc tendrá aun algunos años más para aprender muy bien si lo ayudas a aplicarse, 5, 4,6 años sólo los tendrá una vez. Escoge sólo una actividad y animal@ en ella, involucrate con el o con ella, sólo así será significativa.

2.- Dense un día o aunque sea una hora de no hacer nada. Dicen por ahí que cuando el diablo no logra que hagas las cosas mal entonces haces que no tengas tiempo para nada. En la sociedad actual sobrevaloramos el estar ocupados. Los griegos los sabían: tener un tiempo para reflexionar, hablar de todo con nuestros seres queridos es vital: tontea con tus hijos, vayan al parque, lloren de risa jugando pictionary, hagan pompas de jabón, salgan a la azotea a mirar el cielo, jueguen a la comidita.

3.- Ármate de paciencia, se que quieres hacer de tu hijo la mejor persona del mundo pero eso no ocurrirá en un día o dos ni siquiera en un año por lo tanto ten paciencia si no hace las cosas tan bien a la primera.

4.- Se como quieres que sean tus hijos, ¡Te choca que mientan? habla siempre con la verdad ¿Se te hace que son muy cochinos? que te vean lustrando tus zapatos y planchando tu ropa ¿Te choca que te contesten? entonces no los alientes a ser groseros con sus maestras u otras figuras de autoridad en su pequeño mundo.

5.- Abrázalos y bésalos mucho, mucho, mucho . Nunca podremos imaginar todo lo que eso aporta en su vida como adultos, más que mil clases con los mejores profesores.

En resumén alejate de la moda de los niños todologos y enfocate en llenar su vida de buenos ejemplos, ideas bellas y mucho amor, yo si creo que el resultado será mucho, mucho mejooor. Ya ves, ser minimalista y ser papá también se puede.SetWidth740-nino-con-lentes

Matemos a las victimas

El otro día estaba leyendo en uno de mis blogs favoritos  un articulo que hablaba de matar al pobre que hay dentro de cada uno de nosotros, que sería algo así como esa vocecita que te dice que no es posible que tengas ahorros y prosperes. Al terminar de leer se me ocurrió que también podemos ya matar a esa victima que llevamos dentro; esa vocecita que nos dice que somos culpables  de todos los males que hay a nuestro alrededor y que por lo tanto no nos merecemos una relación estable, tranquilidad, amistad, respeto, felicidad, en resumen una buena vida.

Aunado a esto en este blog encontré una iniciativa bien interesante para cambiar nuestra actitud ante la vida: 21 días sin quejas y también sin hablar mal de los demás. Yo hace tiempo que intento aquello de no hablar mal de nadie, desde que un maestro de psicología humanista un día me dijo que la cantidad de veces que hablas mal de alguien es inversamente proporcional a tu capacidad de crecimiento, ya que la energía que empleas en poner bajo la lupa la vida de otros es una que deberíamos ocupar en examinar la nuestra para ser mejores personas ¿Difícil? tal vez pero no imposible. Ya se, muchos de ustedes pueden decirme que es imposible cuando la gente se comporta de tal o cual manera, yo creo que más alla del comportamiento de los demás, que no podemos controlar ni cambiar si podemos operar un cambio en cómo vemos las cosas cada una de nosotros.

¿Que tal si hoy te unes a  mi y a muchos más? si, desde temprano en la mañana antes de quejarte del trafico elige el silencio, cuando veas que tus compañeros de trabajo critican al jefe por una vez permanece en silencio. Cuando quieras lanzar amargas quejas acerca del presidente y del país que te tocaron respira profundo y recuerda un momento dulce de tu vida. No, no se equivoquen, no se trata de cerrar los ojos a la realidad sino de mirarla con actitud zen sin amarguras, que al final a los únicos que nos afectan son a nosotros mismos.

Imagina, por un momento, que las quejas son como un huno negro muy grande que contamina el mundo, si tu y yo contribuimos a quejarnos menos la vida en este mundo sería más agradable. Imaginate que todos fueran amables en el volante, que en el trabajo o en la escuela encontrarás verdaderos compañeros y no una jauría de fieras, imagina que tus vecinos fueran tus amigos ¿No sería una vida mucho más placentera? pues bien todo eso no se puede lograr esperando a que alguien más haga algo, eso sólo podremos lograrlos tomando acción para solucionar nuestros conflictos y dejando de quejarnos ¿Te apuntas?

images

El supermercado y mi camino al minimalismo

El día de ayer acompañe a mi mamá al supermercado a comprar cosas para la despensa, pasamos por la sección de revistas y me pregunto que si iba a comprar alguna, yo solo tome la revista del consumidor dejándola totalmente  sorprendida. La sorpresa de mi mamá era muy justificada pues hace algún tiempo llegaba a comprar hasta 10 o 12 revistas cada mes, ya que tenía la sensación de que si no lo hacia estaba out y estaría fuera de lugar en las conversaciones de actualidad, también hace algun tiempo no muy lejano, llegue a excederme en mis gastos hasta dos veces mi sueldo buscando los últimos productos de belleza, la bolsa de mano con la marca de moda o zapatos caros. Y ayer de repente me di cuenta de que por fin después de muchos resbalones había comenzado a vencer esa ansiedad que me hacia pensar que necesitaba siempre algún estimulo del exterior para estar bien.

No crean que mi propósito de volverme más zen en  mis hábitos de consumo provino de una iluminación, no, vino de sentirme cansada de tener tantas deudas y de que a pesar de tener tantas cosas que había deseado pareciera que nunca estuviera satisfecha. Se que parece un cliché pero en aquel momento comencé a preguntarme si quería pasar  mi vida, así, siempre corriendo detrás de la gran zanahoria, es decir detrás de la última bolsa de la marca de moda ( si primero era coach ahora era michael kors o lo que fuera), del maquillaje y el coche apropiado o si iba por fina a permitirme disfrutar de todo lo que hay a mi alrededor y que es gratis: los abrazos, los amigos, la luz del día, la risa de mi hija. Así que opte por lo segundo pero aun así me venian grandes crisis en las que he creido necesitar desesperadamente esa bolsa que equivale a toda mi quincena o un coche del año sin embargo ahora que estoy decidida a una nueva vida en el que el sentido de esta sea lo que yo viva y no las cosas que tengo he decidido formularme algunas preguntas antes de comprar algo :

¿Verdaderamente lo necesito o es sólo porque la publicidad o la presión social me hace pensar que debo comprarlo?

¿Me es de verdad útil y va con mi estilo de vida?

¿Estoy renunciando a sueños más importantes por pagarlo?

¿Estaré mejor si lo tengo o sólo compro para que me envidien?

No se ustedes que piensen del minimalismo, pero yo empiezo a pensar que es un excelente camino al bienestar, en mi país, México muchas veces es mal visto ser frugal, porque todos a tu alrededor te tachan de “muertodehambre” es decir cómo una persona que no tienes ni un peso para disfrutar de la vida, creo que en ese punto estamos equivocados. Yo antes pensaba que disfrutar de la vida era tener muchas cosas ahora pienso que es gozar de todo lo que me rodea.

¿Tu que piensas?

Ositos de papel para imprimir y armar 2