5 Razones por las que deberías hacer algo en vez de nada

Estos día he estado algo apachurrada por un malestar estomacal que me traia vuelta loca, y bueno con este día quedandome en casita me doy cuenta de lo importante que es mantenerse ocupado, aun en las circunstancias adversas. He escuchado de niños que les inculcan el amor por la música o la naturales, en mi caso no me inculcaron nada en especial, sin embargo ya de adulta me di cuenta que mi vida se volvia más creativa y con más significado al tener un pequeño hobby en mi haber, entendiendo por hobby aquello por lo que nadie te paga en metalico pero que si te paga mucho en satisfacción, aquï algunos beneficios de tener un hobby:

1.- TE MANTIENE JOVEN
¡De verdad! se ha comprobado que las personas que hacen algo con las manos están menos propensos a envejecer , por lo menos en cuanto a neuronas se refiere. Un hobby nos mantiene activos en la resolución de problemas.

2.- FACILITA LA INTERACCIÓN.
Si eres algo tímido, un hobby te facilitará relacionarte con otros, ya que puedes estar seguro que tienen mucho en común, ¡Cuantas personas se han hecho amigas entrañables con sus compañeras de tejido o de deporte! déjate sorprender y conoce gente fuera de tu circulo habitual.

3.- MANTIENE LEJOS AL TERAPEUTA.
Jejeje y eso que yo soy terapeuta, pero la verdad no hay nada mejor para e stress y la frustración de la vida diaria que la terapia ocupacional, aunque tu jefe sea de lo peor tu hobby es un lugar donde eres amo y señor.

4.-TE DA SENSACIÓN DE LOGRO
De repente erradicar aquella idea de que no eres bueno con nada no te deja ir más allá, un hobby te da la sensación de logro y te da confianza para alcanzar tu potencial en otras áreas de tu vida.

5.- EN TIEMPOS DE CRISIS PUEDE AYUDAR
Ya sea para un regalo o para iniciar un negocio siempre es bueno saber algo con las manos, por ahi hay una chica en Estados Unidos que hace calentadores, estudia la prepa y ya es millonario, no menosprecies nunca el trabajo manual

¿Como ves? ¿Te animas? De hobbies hay muchísimos: tejer, ka costura, el bordado, ojo y quítate la idea que eso es para abuelas que es lo de hoy y si te gusta más la emoción estan los deportes o la carpintería ¿Porque no? un día podrías estarme contando que animaste en la escalada.
gatocon estambre

Anuncios

¿Cuantas son demasiadas actividades extra para nuestro hijo?

Este es un mundo caótico, no hay duda alguna de ello. Aquellos que tenemos hijos, sabemos que tratamos por todos los medios de disminuir este caos para ellos, generalmente, haciendo todo lo contrario que hicieron nuestros padres con nosotros, que si fueron muy estrictos nos volvemos “barcos” (light) que si no nos compraban nada, anda a comprar toda la jugueteria para Junior, que si trabajaban demasiado, nos volvemos un stay-at-home mom o dad, y últimamente nos ha dado por estimular a nuestros peques a todo lo que da, nos sentimos en un mundo lleno de información y de retos y, de repente, a nosotros también padres, al fin vulnerables y frágiles, nos da por agarrar todas las opciones como si nos encontráramos en drugstore gringa. Así sin darnos cuenta y bien suavecito nos convertimos de repente en un papá o mamá helicóptero y a nuestro hijo en el mil usos de la era moderna.
Si, ya sabes a que me refiero nos convertimos en uno más de ese ejercito, con una camioneta que se pasa la tarde yendo a dejar a nuestros vástagos primero a clase de natación porque nos dijeron que es muy bueno para la salud y no se vaya a hacer enfermizo, luego a tae-kwon-do que se sepa defender con eso de que hay tanto ratero, también de ingles, chino mandarín y árabe según ande la bolsa para ver con que país nos conviene relacionarnos, y digo ya que estamos en eso nos recomendaron también el piano y la guitarra para hacerlo sensible y como todos sus amiguitos están en robotica, ni modo que el no. Así se nos pasa la tarde y nos encontramos por fin encasa, todos exhaustos, confundidos y con una vaga idea de que eso se transformará algún día en un futuro brillante.
No, no me malinterpretes no es que no este de acuerdo en que tengamos nuevos horizontes, pero para todo hay un justo medio. La verdad es que pienso que hemos confundido calidad con cantidad, hemos llegado al punto de comparar a nuestros hijos con albumes de estampas y parece competencia para tenerlas todas ¿Te identificas con esta idea?. Aquí algunos consejos ara evitar caer en la locura y agregar calidad y amoooor a la relación con tus niños:

1.- Respira profundo, maaaas profundo y reflexiona ¿De verdad tu nena de 5 años necesita aprender a leer en ingles antes que entre a la primaria?Es cierto que en los primeros años de vida se aprende más pero esto no aplica cuando sobresaturamos. Recuerda: ingles, deportes, etc tendrá aun algunos años más para aprender muy bien si lo ayudas a aplicarse, 5, 4,6 años sólo los tendrá una vez. Escoge sólo una actividad y animal@ en ella, involucrate con el o con ella, sólo así será significativa.

2.- Dense un día o aunque sea una hora de no hacer nada. Dicen por ahí que cuando el diablo no logra que hagas las cosas mal entonces haces que no tengas tiempo para nada. En la sociedad actual sobrevaloramos el estar ocupados. Los griegos los sabían: tener un tiempo para reflexionar, hablar de todo con nuestros seres queridos es vital: tontea con tus hijos, vayan al parque, lloren de risa jugando pictionary, hagan pompas de jabón, salgan a la azotea a mirar el cielo, jueguen a la comidita.

3.- Ármate de paciencia, se que quieres hacer de tu hijo la mejor persona del mundo pero eso no ocurrirá en un día o dos ni siquiera en un año por lo tanto ten paciencia si no hace las cosas tan bien a la primera.

4.- Se como quieres que sean tus hijos, ¡Te choca que mientan? habla siempre con la verdad ¿Se te hace que son muy cochinos? que te vean lustrando tus zapatos y planchando tu ropa ¿Te choca que te contesten? entonces no los alientes a ser groseros con sus maestras u otras figuras de autoridad en su pequeño mundo.

5.- Abrázalos y bésalos mucho, mucho, mucho . Nunca podremos imaginar todo lo que eso aporta en su vida como adultos, más que mil clases con los mejores profesores.

En resumén alejate de la moda de los niños todologos y enfocate en llenar su vida de buenos ejemplos, ideas bellas y mucho amor, yo si creo que el resultado será mucho, mucho mejooor. Ya ves, ser minimalista y ser papá también se puede.SetWidth740-nino-con-lentes

¿Que tanto poder le otorgas a lo que compras??

En cuanto empece a trabajar también empece a tener menos cuidado con el dinero, cuando era estudiante la pequeña asignación que me daban mis papás parecía poderla estirar indefinidamente, sin embargo en cuanto empece a recibir mi primer sueldo, súbitamente esa sensación de tener muchos billetes que eran míos y sólo míos me hicieron sentirme merecedora de la vida de un jeque saudí.

Como en el primer trabajo que tuve permanecía muchas horas en una oficina,  tenia poco tiempo libre, pero el poco  que tenía lo usaba para visitar tiendas, aceptar tarjetas de crédito y llenarme de cosas que ni siquiera sabia que necesitaba. Por ejemplo, siempre me he maquillado de manera muy sencilla y de mis primeros sueldos me compre un juego enorme de sombras carisimo y un espejo profesional con foquitos cual diva del cine mudo. El espejo se quemo en uno de los primeros usos con una descarga eléctrica y el juego de sombras quedo, culpablemente, arrumbado en un cajón. Eso no me amilanó, seguí endeudandome para comprarme la bolsa de la marca de moda, infinidad de zapatos y traje sastre que combinaran con mi nueva vida profesional, parecía que el tener en mis manos mi primer cheque me obligaba a quemarlo entero para poder alcanzar un nuevo estilo de vida que yo sabía que aun no tenía pero que me urgía representar por el temor a que las personas próximas a mi circulo me consideraran una perdedora.

Hace algunos años de esto, de repente un día mi vida dio un giro, súbitamente mi salud menguo y no me importaba otra cosa que sentirme mejor y poder continuar con mi vida, ya que tenia muy poco de haberme casado, ahí después de algunos años me cayo el veinte de que había dejado ir varios años de mi vida tras una zanahoria que no era lo mio y que si por algo valía la pena luchar en esta vida es por todas aquellas cosas que no se compran, si ya se que parece programa de radio de protección al consumidor, pero así fue, de repente me preguntaba de que me servían mis bolsas caras, mi perfume costoso en esos momentos en que me sentía tan mal, la respuesta era muy clara: de absolutamente nada y entonces me di cuenta del enorme poder que le otorgamos a las cosas.

EL PODER OCULTO DE UNA BOLSA DE MARCA

Aceptemoslo, las cosas independientemente de su calidad, forma, tamaño y precio son sólo cosas. Sin embargo, de un tiempo para aca y gracias a la publicidad nos hemos volcado en darles un poder inmenso. Ahora un par de zapatos no sólo adornan tus pies, también deben de costar varias veces el sueldo de una persona normal para tocarte con su halo mágico y que te vuelvas de buenas a primeras elegante y distinguida. Una bolsa ya no sólo debe ser elegante y de calidad para guardar las cosas más necesarias, ahora debe de llevar también unas letras impresas como LV, CH o la que ustedes quieran para que haga la magia de hacerte sentir parte de la realeza y de pasada, el derecho de mirar con la nariz muy levantada a los demás.

Si, ya se que las películas, las series y mucho de los medios de información nos tratan de convencer de que hasta que no tengas unos zapatos de tacón con suela roja no eres nadie o qe si no tienes como medio de comunicación un celular con una manzanita atrás no sabes nada de la vida, es más no sabes que es disfrutar, sin embargo creo que es al contrario el día que les dejemos de otorgar poder a estos objetos es cuando verdaderamente comenzaremos a disfrutar d etodo.

Ojo, no quiere decir que andemos por la calle con andrajos y tiremos todas nuestras posesiones, es más soy muy partidaria de tener cosas bellas, ropa que nos haga sentir bien, comida que disfrutemos, es sólo que lo veamos eso como cosas hermosas, buena comida, no como algo que me da status, poder o que me convierte en una persona mejor. Disculpenme amigos si ustedes creen que necesitan de x o y para encajar en su circulo social algo anda muy mal o con  su circulo o con ustedes mismos. Cada uno de nosotros somos valiosos como para que nos aprecien por nuestras cualidades y no por lo que traemos colgando (llamese celular, pulsera, jeans o bolsa de mano) ¡Amigos! ¡No nos confundamos!¡Somos seres humanos, no arboles de navidad!

¿Puedes identificar algunas cosas a las que les has otorgado poder? si es así ¿Que poderes les has conferido: poder, éxito, ….felicidad…?¿Como te hace sentir esto…?

vive sencillo

¿Y realmente necesitas todo lo que tienes?

Un día morirás. Así comienza una de mis blogueras favoritas Valentina Thörner la presentación de su libro: un día morirás y aunque ese día no sea hoy, querrás que tu vida tenga algún sentido. No es nada descabellado que todos tengamos una vocecita interior que nos impulse a trascender, a ir más allá aunque muchas veces no tengamos la más remota idea de más alla de que.A mi parecer la respuesta podría estar, precisamente, en atrevernos a buscar en lo más profundo de nuestro ser quienes somos verdaderamente.
Woooow, suena muy metafórico, pero tiene que ver con adoptar un nuevo estilo de vida, radicalmente opuesto al que hasta ahora se nos ha impuesto, se trata de ser más y tener menos, de vivir más y consumir menos, de acumular experiencias y no cosas, algunos le llaman a esta corriente minimalismo, otros vida slow, otros mindfullnes o estar presente pero todos los que nos estamos volcando en este nuevo estilo de vida estamos de acuerdo en que no sólo se trata de dejar las cosas materiales que ya no te sirven; sino más bien y de forma más profunda, ir descubriendo que la felicidad no esta en el auto nuevo o en tener una casa que parezca castillo sino en aquellas experiencias con nuestros seres amados que atesoramos en nuestro corazón hasta el fin de nuestros días, siiii, aunque se escuche como lo más cursi del mundo.
Hace poco, no recuerdo en que blog, relacionado a este tema alguien hablaba de cambiar el auto por caminar, cuando es posible, o por una bicicleta ( por cierto que me entere que un ejecutivo emprendedor y exitoso radicado en el DF cambio su coche por una bici y me emocione mucho, no se porque) a esto otra persona contesto con cierto aire de ofendido que eso estaba mal, porque el “avanzar” en la vida consistía en comprarse un coche y se iba escalando más en la vida cuando se iba logrando que cada miembro de la familia tuviera su propio auto. Me quede pensando “Wow, es cierto nos han inculcado que el éxito y progreso de una persona se mide en función del tamaño de su coche o de su casa pero no hemos pensado que aquellos coches que queremos lucir como si fueran títulos nobiliarios se mueven con un recurso que ya no da para más : el petroleo”. A lo que quiero llegar es que, de repente, pareciera que estuviéramos obsesionados, en tener más y más y más , como si se pudiera crecer hasta el infinito, olvidándonos de que vivimos en un planeta con recursos cada vez más limitados y nuestro periodo de vida aquí en la tierra es más limitado aún y ni el rey más poderoso ha podido detener a la muerte, no, no se trata de conformarnos en la miseria pero si de preguntarnos ¿Y realmente necesito todo esto?

¿Realmente necesitas trabajar tantas horas?

¿Realmente necesitas un auto tan grande cuando tu familia es pequeña?

¿Realmente necesitas toda esa comida en tu refri?

¿Realmente necesitas tener todas esas cosas que ves en el centro comercial?

Puede que la respuesta inmediata y casi frenetica sea un rotundo SI, y muchos se pondran a dar miles de explicaciones de porque lo necesita, pero si escarbamos un poco más podríamos darnos cuenta que la mayoría de esos argumentos tienen que ver con aparentar estar por arriba de otros, algo que puede que sea parte de nuestra naturaleza humana, pero definitivamente no de la mejor parte de ella. Puedes decir que necesitas trabajar más horas para que tus hijos puedan ir a una escuela cara y tener una casa muy grande para que ellos cuando sean mayores igual tengan que trabajar muchas horas para tener el mismo estilo de vida y asi sucesivamente, puedes decir que necesitas todos esos zapatos y esa ropa que viste en el centro comercial porque eres alguien con estilo y necesitas estar bien presentable para un circulo social que siempre te llevará un paso adelante ( a tu parecer) y en el que siempre deberás estar pendiente de no quedarte atrás, si, puedes decir todo eso pero en el fondo, sabes que no tienen sentido alguno para darle sentido a tu existencia, así que tal vez la pregunta sea 

¿Y cuantas de estas cosas te gustará recordar si hicieras el recuento de tu vida?descarga

 

 

4 Cosas contradictorias que aceptamos como dogma de fe.

Si, estoy convencida que si algo distingue a nuestra sociedad es el la enorme contradicción de valores en la cuál vivimos, estamos en la sociedad donde se supone que todo esta permitido, sin embargo en el día día es bien común encontrar a un homosexual defendiendo sus derechos pero voltear y decirle a un indigena que es un pinche naco. Creo que muy pocas veces nos detenemos a pensar en las contradicciones que nos rodean y que hemos dado por aceptables y hasta deseables, es decir yo puedo estar muy en defensa de los animales pero me parece natural pensar que los homosexuales son una bola de jotos. En fin, aquí algunas contradicciones en las que me parece que vale la pena reflexionar:
1.- Eres ambientalista y te encanta el shopping. Uuuuy es que que tiernos los osos polares, hay que protegerlos porque se les esta acabando el hielito en el que viven pero eso si, si me siento estresada no veo ningun problema en comprarme varios pares de zapatos en los que se utilizan varios litros de agua para fabricarlo y compro ropa de tiendas que utilizan trabajo esclavo pero como ya di hasta para el greenpeace pues ….
2.-Creo en la paz del mundo pero no dudo en ponerle apodos a mis hijos, compañeros de trabajo, pareja, etc. Digo que poca tienen esos del crimen organizado con sus narcofosas y eso pero si viene ese compañero de trabajo que es más callado que el resto, no dudo en darle un zape para que despierte y llamarlo nerd, no se engañen amigos la violencia es violencia sea chiquita o grandota.
3.- Quiero que mi hijo aprenda a leer a los 3 años pero no lo creo capaz de tomar ninguna responsabilidad por ahi de los 25, 30 o 40. No se porque pero ahora se ha puesto muy de moda que los padres pongan a aprender a leer a sus chiquitines desde que aprenden a hablar o en el baby ballet o en cualquier curso en el que ellos sientan que sus pequeñines se estan adelantando al resto de la humanidad y que , por alguna razón esto les garantizará mejores oportunidades y una vida más… no se que, sin embargo son esos mismos padres que dicen que ese mismo chiquitin no tiene la capacidad de permanecer sentado en una comida familiar porque solo es un niño y no se le puede pedir nada. La verdad ahi no se donde me perdi yo, porque a ver… si se le puede exigir que haga una pagina web, declame en honor de Euripides y sea un pequeño chef a los cuatro años pero no se le puede exigir que cumpla con normas básicas de convivencia en sociedad¿Que onda?.
4.- Crees en la igualdad del genero humano pero te dan asco los nacos, gays, viejos o cualquier otro grupo minoritario. Es algo de lo que habia puesto arriba. Si, soy bien buena ondaa y no entiendo porque no todos entienden que somos uno, conciencia, etc, uuufff pero esa que esta parada ahi en la parada del bus nada que ver conmigo ¿eeeeh? ya sea porque yo tengo un doctorado o llevo mi bolsa michael kors o mi reloj tag heuer o cualquier otro distintivo con el que yo pueda graantizar que baby, para nada somos iguales.

Pues si amigos en esta onda del vivir es mucho más dificil hacer que decir. Tenía una amiga que siempre decía, de decir pues puedo decir cualquier cosa, hasta que tengo un departamento en Madrid, digo porque de lengua siempre es más fácil comerse un taco, ufff pero volvernos congruentes creo que ahi esta el meollo de todo. No se crean yo tambien me cacho en muchas incongruencias pero bueno, creo que un principio es empezar a vivirlas con los ojos abiertos para poder superarlas y no como si no existieran ¿O que creen ustedes?
pet_show_pet_food_cat_2

Matemos a las victimas

El otro día estaba leyendo en uno de mis blogs favoritos  un articulo que hablaba de matar al pobre que hay dentro de cada uno de nosotros, que sería algo así como esa vocecita que te dice que no es posible que tengas ahorros y prosperes. Al terminar de leer se me ocurrió que también podemos ya matar a esa victima que llevamos dentro; esa vocecita que nos dice que somos culpables  de todos los males que hay a nuestro alrededor y que por lo tanto no nos merecemos una relación estable, tranquilidad, amistad, respeto, felicidad, en resumen una buena vida.

Aunado a esto en este blog encontré una iniciativa bien interesante para cambiar nuestra actitud ante la vida: 21 días sin quejas y también sin hablar mal de los demás. Yo hace tiempo que intento aquello de no hablar mal de nadie, desde que un maestro de psicología humanista un día me dijo que la cantidad de veces que hablas mal de alguien es inversamente proporcional a tu capacidad de crecimiento, ya que la energía que empleas en poner bajo la lupa la vida de otros es una que deberíamos ocupar en examinar la nuestra para ser mejores personas ¿Difícil? tal vez pero no imposible. Ya se, muchos de ustedes pueden decirme que es imposible cuando la gente se comporta de tal o cual manera, yo creo que más alla del comportamiento de los demás, que no podemos controlar ni cambiar si podemos operar un cambio en cómo vemos las cosas cada una de nosotros.

¿Que tal si hoy te unes a  mi y a muchos más? si, desde temprano en la mañana antes de quejarte del trafico elige el silencio, cuando veas que tus compañeros de trabajo critican al jefe por una vez permanece en silencio. Cuando quieras lanzar amargas quejas acerca del presidente y del país que te tocaron respira profundo y recuerda un momento dulce de tu vida. No, no se equivoquen, no se trata de cerrar los ojos a la realidad sino de mirarla con actitud zen sin amarguras, que al final a los únicos que nos afectan son a nosotros mismos.

Imagina, por un momento, que las quejas son como un huno negro muy grande que contamina el mundo, si tu y yo contribuimos a quejarnos menos la vida en este mundo sería más agradable. Imaginate que todos fueran amables en el volante, que en el trabajo o en la escuela encontrarás verdaderos compañeros y no una jauría de fieras, imagina que tus vecinos fueran tus amigos ¿No sería una vida mucho más placentera? pues bien todo eso no se puede lograr esperando a que alguien más haga algo, eso sólo podremos lograrlos tomando acción para solucionar nuestros conflictos y dejando de quejarnos ¿Te apuntas?

images

El supermercado y mi camino al minimalismo

El día de ayer acompañe a mi mamá al supermercado a comprar cosas para la despensa, pasamos por la sección de revistas y me pregunto que si iba a comprar alguna, yo solo tome la revista del consumidor dejándola totalmente  sorprendida. La sorpresa de mi mamá era muy justificada pues hace algún tiempo llegaba a comprar hasta 10 o 12 revistas cada mes, ya que tenía la sensación de que si no lo hacia estaba out y estaría fuera de lugar en las conversaciones de actualidad, también hace algun tiempo no muy lejano, llegue a excederme en mis gastos hasta dos veces mi sueldo buscando los últimos productos de belleza, la bolsa de mano con la marca de moda o zapatos caros. Y ayer de repente me di cuenta de que por fin después de muchos resbalones había comenzado a vencer esa ansiedad que me hacia pensar que necesitaba siempre algún estimulo del exterior para estar bien.

No crean que mi propósito de volverme más zen en  mis hábitos de consumo provino de una iluminación, no, vino de sentirme cansada de tener tantas deudas y de que a pesar de tener tantas cosas que había deseado pareciera que nunca estuviera satisfecha. Se que parece un cliché pero en aquel momento comencé a preguntarme si quería pasar  mi vida, así, siempre corriendo detrás de la gran zanahoria, es decir detrás de la última bolsa de la marca de moda ( si primero era coach ahora era michael kors o lo que fuera), del maquillaje y el coche apropiado o si iba por fina a permitirme disfrutar de todo lo que hay a mi alrededor y que es gratis: los abrazos, los amigos, la luz del día, la risa de mi hija. Así que opte por lo segundo pero aun así me venian grandes crisis en las que he creido necesitar desesperadamente esa bolsa que equivale a toda mi quincena o un coche del año sin embargo ahora que estoy decidida a una nueva vida en el que el sentido de esta sea lo que yo viva y no las cosas que tengo he decidido formularme algunas preguntas antes de comprar algo :

¿Verdaderamente lo necesito o es sólo porque la publicidad o la presión social me hace pensar que debo comprarlo?

¿Me es de verdad útil y va con mi estilo de vida?

¿Estoy renunciando a sueños más importantes por pagarlo?

¿Estaré mejor si lo tengo o sólo compro para que me envidien?

No se ustedes que piensen del minimalismo, pero yo empiezo a pensar que es un excelente camino al bienestar, en mi país, México muchas veces es mal visto ser frugal, porque todos a tu alrededor te tachan de “muertodehambre” es decir cómo una persona que no tienes ni un peso para disfrutar de la vida, creo que en ese punto estamos equivocados. Yo antes pensaba que disfrutar de la vida era tener muchas cosas ahora pienso que es gozar de todo lo que me rodea.

¿Tu que piensas?

Ositos de papel para imprimir y armar 2