Ver lo bueno de lo malo y una taza de chocolate

Con la novedad de que llevamos varios días con el auto descompuesto, que para mi realmente ha sido un inconveniente pues tengo que levantarme mucho mas temprano para tomar un autobús que me lleve a tiempo a mi trabajo. Durante la semana he renegado innumerables veces del mecánico, del coche, de la ciudad y de todo; suspirando hasta el infinito en poder vivir en una de esas ciudades en donde puedes ir de bici a todos lados tal como lo hace el personaje principal de mi actual serie favorita: Father Brown; sueño guajiro en esta, mi ciudad y más con una niña pequeña. Para los amigos fuera de America Latina debo informarles que por estos lares resulta no menos que una travesía digna de Indiana Jones, un viaje en transporte público

Este fin de semana me sentía aún más molesta debido a que nos debíamos contentar con pasear cerca de la casa, sin poder ir a muchos pendientes que teníamos en lugares que están demasiado lejos para ir caminando y demasiado tiempo para ir en autobús, que, donde vivo, para llevar a una nena pequeña no son la mejor opción, ya que si de por si una va arriesgando la vida por la forma de manejar de los chóferes, no tiene ningún sentido cargar a una pequeñita para arriesgarla también. En fin , que dado que no podíamos salir mucho pues decidimos quedarnos en casa para ver películas y jugar con nuestra nena y nuestra hermosa cachorrita basset hound Brioche y ahi, de pronto se hizó la luz, me di cuenta que en realidad toda la energía que estaba ocupando bien la podría utilizar para hacerme cargo de algunas tareas que he dejado pendientes en casa, así que de la molestia de tener el coche descompuesto pase a la alegría de tener una oportunidad de pasar tiempo entre nosotros como familia.

¿Suena demasiado burgués y trillado? tal vez, pero me sirvió para reflexionar lo fácil que es ver todo de color negro y saber encontrar lo mejor entre lo malo que sucede. Desde perder el autobús cuando ya hay que llegar al trabajo hasta la perdida de algo o de alguien. Somos, sin duda, nuestra actitud.

Mañana. parece que estará ya listo nuestro auto, pero he aprendido a tomarme las cosas con un poco más de calma y optimismo.

¡Ah! y si les dan ganas de una tarde de películas en casa así como la nuestra les dejo una mini-receta de chocolate con especias para el frio: Pones un litro de leche, una tableta de chocolate. Una vez deshecha la tableta pones una cucharadita de azúcar, una rama de canela y dos clavos de olor. Sale riquísimo, seguro que te piden más.

chocolatecaliente

T

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s