Los buenos modales

19160_buena_porte_y_buenos_modales

 

Todos conocemos a una persona en el trabajo, en la escuela o en la comunidad donde vivimos que es tachada de maleducada o grosera Es aquella que empuja al pasar, que no contesta cuando le saludamos o que se pone a tocar el claxón de su coche cuando todos están dormidos. Es muy díficil convivir con estás personas pues generalmente, parecen ser indiferentes a las necesidades  y derechos de los demás, frecuentemente bajo pretexto de que “Cada quien su vida”, pero ¿Porque se portan así ? por que no respetan a las personas, y como uno sólo recibe lo que da, generalmente tampoco son respetados ni apreciados por nadie.

Los franceses llaman al conjunto de buenos modales politesse o petite politique, es decir pequeña política, ya que ellos dicen que los buenos modales tienen la misma función a nivel individual que la política a nivel colectivo: mejorar la convivencia y hacer que todos vivamos mejor y en armonía. Cuando sentimos respeto por alguien, buscamos la forma de tratarlo bien, dirigirnos a el con consideración y tener en cuenta una serie de acciones que pueden hacerle la vida más feliz y amable. Está es la base de los buenos modales, saber que todas las personas son dignas de respeto y de nuestra consideración, desde aquel con el oficio más humilde hasta la persona más encumbrada, el hacer diferencias de trato según la clase social es sinónimo de ignorancia y de soberbia.

Al respetar a los demás y tratarlos con consideración adquirimos el derecho de que nos traten igual, lo que no se vale es exigir trato de reyes cuando tratamos a los que nos rodean como basura,

Muchas personas creen que la cortesía entraña hipocresía ya que no es espontanea, sin embargo no hay nada más autentico que preocuparse por los demás ya que si recordamos por biología los hombres somos animales sociales ¿No?, recuerda si crees que expresar tu verdadero yo es eructar en la mesa y decir cuantas groserías te sepas en cada frase que pronuncies te estas menospreciando mucho. Otros piensan que los buenos modales coartan nuestra libertad, al contrario nos permiten actuar más libremente al estar en un ambiente más agradable y armonioso, de hecho y como decía mi abuelita los buenos modales hacen que “quepas en todos lados” es decir que en cualquier lugar seas bienvenido ya que serás conocido como una persona agradable de la que todos quieren estar cerca, en caso contrario tu mismo te estarás construyendo una cárcel al cerrarte cada vez más tus círculos de acción.

Por último, muchas personas piensan que los buenos modales se dan casi siempre con viejecitas desconocidas para ayudarle a cruzar la calle, si se da con ese tipo de personas, pero SOBRE TODO se da entre las personas con las que más convivimos cotidianamente, es decir con nuestra pareja, con nuestros padres, con nuestros hijos, con nuestros abuelos, jefe, empleados y servicio domestico ¿Porque? por que si se trata de crear un ambiente agradable que mejor que empezar por aquel en el que diariamente vivimos.

Aquí algunas ideas para empezar con esto de la cortesía:

– Recuerda siempre las palabras mágicas: por favor, gracias y lo siento, sobre todo la última que muchas personas tienen ya olvidada, en cada una de estas sencillas palabras demuestras tu reconocimiento y respeto por los otros.

– Saluda a todos siempre, algo tan sencillo como un buenos días puede ser el principio de una hermosa amistad o el fin de una enemistad de años.

– Pregunta siempre antes de tomar o utilizar objetos de otra persona, lo contrario se aproxima mucho a robar, aunque tengas mucha confianza con alguien es super desconsiderado tomar cosas de otro sin importarnos si lo necesitará o no.

-Por favor, se puntual si dices que la reunión será de 4 a 6 de la tarde, que así sea, es signo de respeto tener en consideración que los demás  tienen otras actividades que atender. Por cierto al llegar tarde ni te creas que te haces más importante más bien dejas la imagen de alguien que no le interesa estar con las personas que se cito.

– Evita hacer ruidos al comer, le quitas la inspiración a todos.

– Evita interrumpir si alguien esta hablando, y si tu tomaste la palabra fíjate que también les estés dando chance a aquellos con quienes te encuentres, en otras palabras no conviertas todas tus platicas en un monologo, muy pronto todos huirán de ti por no dejarles expresar sus opiniones.

– Cultivate, lee, recorre museos, interesate por el arte o por la música Haz de ti un buen conversador.

– Apaga tu celular cuando estés con alguien más.

– Desarrolla un autentico interés y consideración por los demás, la mayor riqueza de este mundo es tener la capacidad de dejarse alimentar de las ideas de otras personas, así como tener la capacidad de exponer las nuestras sin querer instaurarlas como verdad. Ya lo decia la Madre Teresa de Calcuta “Quien no vive para servir, no sirve para vivir”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s